Poemas a la Patagonia

Poemas a la Patagonia nos confirma a un poeta inglés que está escribiendo en la actualidad una de las más interesantes poéticas en lengua castellana.” – Leo Zelada, contraportada, back cover, Poemas a la Patagonia, 2009.

Por otro lado, yo te considero un buen poeta, creo que el mejor poeta en lengua anglosajona que escribe en español eres tú.
Leo Zelada, Facebook message, 9 September, 2015.

Matthew Bartlett

I happened upon a poem of yours called ‘Swallows,’ absolutely stunning!

4 October, 2015.

Flores

A Antonio Machado y José Manuel Castañón

Creo que te vi ayer
caminando en la Isla Jordan
por el río Negro.

Luego te observé enterrar
mi poema
sobre un sapo
en una tumba
del cementerio llamado Jardín de Paz.

“Los espíritus”,
me dijiste
como explicación,
“aman la poesía”.

Y luego pensé
en Antonio Machado
sepultado en el cementerio de Collioure
y deseé que Castañón y yo
hubiéramos dejado
una nota que hablara de una playa
alambrada de púas y vidas segadas
como flores decapitadas.

De: Robert Gurney, Poemas a la Patagonia.

Flowers

To Antonio Machado y José Manuel Castañón

I think I saw you today,
walking on Jordan Island,
in the Río Negro.

Then I saw you bury my poem
about a frog
in a grave, in a cemetery
called the Garden of Peace.

“To please,” you said,
“the spirits of the dead”.

And I thought of Machado
lying in the cemetery in Collioure
and wished
that Castañón and I
had left a note
about a beach, barbed wire,
and lives cut short
like decapitated flowers.

Translation of ‘Flores’ in Robert Gurney, Poemas a la Patagonia, Prólogo y selección de Andrés Bohoslavsky, Lord Byron Ediciones, Madrid, 2009. ISBN: 978-84-9886-608-7 (Edición aumentada de: Robert Gurney, Poemas a la Patagonia, Prólogo y selección de Andrés Bohoslavsky, Verulamium Press, St Albans. ISBN: 0-9547166-1-2.)
La edición madrileña contiene mis poemas (‘Jaungoikua’ etc) incluidos en la antología Nueve monedas para el barquero:
Nueve monedas para el barquero, Antología, edición a cargo de Robert Gurney, Verulamium Press, St Albans. ISBN 0-9547166-3-9. 100 pages. Nine poets, eight Argentinian, one British: María Teresa Andruetto / Raúl Artola / Andrés Bohoslavsky/Julio Carabelli / Bruno Di Benedetto/ Robert Gurney/Mónica Larrañaga/ Ketty Alejandrina Lis / Sergio Rigazio. Poems by R. Gurney: ‘El acebo’, ‘Una bronca’, ‘El castaño de Indias’,’Los muertos’, ‘Escupiendo sangre’, ‘Floriseo y Muerto’, ‘Jaungoikua’,’El cielo’, ‘La vanguardia’, ‘Los cuervos’, ‘Dieciocho poemas’, Golondrinas moradas’, ‘Echando oraciones’, ‘Hormigas’.

http://www.amazon.co.uk/Poemas-Patagonia-Robert-Gurney/dp/8498866081

Anonymous reader, 2009

Anonymous reader, lector anónimo – Bookmark Argentina

Estimado Sr. Robert Gurney


De nuestra mejor consideración

Tenemos el agrado de comunicarnos con usted en relación con su obra “Poemas a la Patagonia” que nos envió.

El texto que me fuera acercado ha sido editado en formato de cuadernillo; es decir, se trata de una edición de las llamadas “económicas”. Es claro que este formato no resulta atractivo a una primera mirada para el potencial lector de la obra, por lo que, si la intención del autor es que su obra atraiga a un público más vasto, deberá evaluarse una reedición que dé importancia a los elementos paratextuales (tapas, contratapas, solapas). Es real que este aspecto no influye en el contenido, pero no es menos cierto que la función de los paratextos es trascendente a lo hora de ocupar un lugar que llame la atención del posible comprador en las librerías.
En relación al contenido, está conformado por un conjunto de poemas divididos en tres partes: El viaje, Imágenes y Palabras. A mi criterio, esta división no es arbitraria, responde esencialmente a un proceso de evolución de la palabra poética que va desde el influjo de un paisaje de caracteres particularísimos, el de la Patagonia, sobre el decir poético, hasta la reflexión acerca de la condición humana en Palabras.
Ese decir aparece despojado y breve, tan despojado como el árido paisaje patagónico y tan breve como la vida misma: no hay adjetivación, innecesaria a mi criterio cuando de poesía se trata, por lo que me animo a afirmar que estamos ante un creador en absoluto improvisado. El trabajo sobre la imagen que se hace palabras es esmerado, sin caer en lo meramente descriptivo. Los seres y las cosas, incluido el paisaje, están allí y la mirada del poeta los observa en la mera cotidianeidad. La Patagonia es, así, una ocasión para la reflexión acerca del sentido o el absurdo de la cotidianeidad de seres que en esas vastedades humanizan el paisaje agreste o inconmensurable.
No creo que el autor desconozca que el lenguaje poético no es accesible a un público masivo, pero esto no es razón válida para no editar un texto. En este sentido, personalmente doy un valor superlativo al esfuerzo de los escritores que transitan por los márgenes de un mercado que canoniza o no a determinados autores, y estimo cada vez más necesario dejar testimonio de que existe creación y una literatura más allá del puerto, de las estrategias marketineras y de las opiniones de una crítica de dudosa neutralidad.
Con algunas correcciones ortográficas, sumadas a los aspectos ya mencionados, estimo como muy positiva la decisión de reeditar este texto y dar un lugar en el mercado de Capital Federal a nuestros creadores del interior.

Atentamente

María Julia Casares
Ejecutiva de prensa y promoción
Bookmark SAE